Fundación Providencia Contigo A,C   (Tlaxcala)

Personal del Instituto Nacional de Nutrición

Programa Nutricional

Villa Victoria

Chiapas

Nuestro programa más importante es el de “La Papilla Nutricional”

Cada bimestre se entrega la papilla nutricional a 300 niños inscritos oficialmente en el programa, aunque en la realidad son más de 400 niños y a su vez se beneficia a la madre con una despensa que ayuda al sustento familiar.  También se les entrega ropa, juguetes, cobijas y mazapán nutricional. Además a las madres embarazadas y que están amamantando se les proporciona la papilla nutricional.

En este programa trabajamos en conjunto con el Instituto Nacional de Nutrición el cual nos evalúa, nos guía y nos marca estándares internacionales para la óptima operación.

También  le proporcionamos al Instituto Nacional de Nutrición el material para que nos apoye con personal altamente capacitado para tomar muestras de hemoglobina a los pequeños en nuestras visitas a la comunidad.

En este programa el cual llevamos a cabo cada 2 meses, visitamos la comunidad de Villa Victoria en el estado de México. Donde son medidos y pesados los niños, se revisa su evolución en las cartillas de control de peso y talla, registramos su  historial en una base de datos la cual compartimos con el Instituto Nacional de Nutrición para que ellos nos evalúen y nos den estadísticas de los niños y su entorno para poder ayudarlos a salir adelante.

Ahí en las visitas enseñamos a las mamas de los pequeños la importancia de que los niños estén bien alimentados asesorándolas conforme a los alimentos que tienen a su alcance y dependiendo del estado de nutrición de cada pequeño, se les da alguna de las dos modalidades que tenemos de papilla nutricional, que son para desnutrición leve o severa y se les enseña como prepararla. 

Las madres reciben como estimulo una despensa muy completa y que es para toda la familia.
También reciben dependiendo de la época del año  ropa, calzado, cobijas, juguetes y en los casos que se requiere reciben sillas de ruedas, bastones, andaderas aparatos auditivos y junto con algunos patrocinadores han recibido anteojos, bicicletas para que los niños puedan asistir a las escuelas, útiles, etc.

Para todo esto se necesitan importantes recursos, es por eso que la generosidad de los patrocinadores en especie o donativo nos es fundamental para seguir con esta labor.


​Este programa ya se está replicando en el estado de Chiapas y en el estado de Tlaxcala